¿Quiénes somos? Pregunta a nuestro físico Medicina del deporte Medio Ambiente Redeslibre.com Contacta con Medciencia
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Suscríbete
follow us in feedly

Explicar por qué nuestro pelo cae y se dobla de una manera o de otra puede parecer algo sencillo, sin embargo, es relativamente complejo.

El pelo nace de unos pequeños huecos de la piel llamados folículos, en los cuales se encuentran un tipo de células llamadas queratinocitos. Estas células son capaces de multiplicarse muy rápidamente llenando el hueco y empezando a sobresalir por encima de él. Al salir dejan de tener a mano los nutrientes que necesitan para seguir viviendo, así que pierden el núcleo (podemos decir que “mueren”), se desecan y se endurecen. Al morir producen una proteína llamada queratina que es la responsable del endurecimiento. Estas proteínas de queratina son capaces de unirse entre si formando largas cadenas resistentes. Aunque el pelo superior este formado por queratina y las células fosilizadas, en el interior del folículo estas células siguen multiplicándose y haciendo espacio, algo que llamamos en nuestro día a día como “crecer el pelo”. De hecho, al arrancar un pelo de raíz, puedes ver que la raíz es abultada y blanca, formada por queratinocitos vivos.

Esta es la historia del nacimiento de cualquier pelo, da igual si es liso o rizado. Entonces, ¿qué cambia en el pelo de cada persona?. Se sabe que el ADN tiene que ver en el asunto, pero no que gen (o genes) son los encargados de la forma del pelo. En 2009 se realizó un estudio para comprobar la heredabilidad del pelo liso o rizado, y se pudo ver que la probabilidad de que un hijo tenga el pelo rizado siendo los dos padres rizados es del 85 al 95%.

Aunque no hayamos identificado cuales son estos genes, sí sabemos lo que hacen. La única diferencia entre el pelo liso y el rizado es la forma del folículo. Si recordamos cómo es el nacimiento de un pelo, el sistema es similar a apretar un tubo de pasta de dientes. Si la boca del tubo esta doblada o tiene una forma extraña, la pasta de dientes tomará esta forma extraña al salir de él. En el folículo pasa lo mismo, si el folículo tiene una apertura circular, el pelo que se forma es liso, sin embargo, en el pelo rizado el folículo tiene una salida achatada y elíptica.

Al salir del folículo distorsionado, el pelo rizado que se forma no tiene una distribución de queratina uniforme. Usando un microscopio electrónico sería posible distinguir si un pequeño trozo de pelo es liso o rizado.

De hecho, aunque hayas nacido con los folículos circulares y el pelo liso, existen maneras de volver el pelo liso rizado. Científicos de Clichy, Francia, han encontrado receptores llamados EGFR en los alrededores del folículo que parecen controlar el crecimiento del pelo. Estos receptores son inactivados por algunas drogas contra el cáncer y producen como efecto secundario un rizamiento del cabello debido a la modificación de la distribución interna de queratina.

Para el paso de pelo rizado a liso todos pensamos en un alisador de pelo. En este caso, el cambio es realmente una reacción bioquímica. La queratina tiene enlaces de azufre que dan a la cadena una forma en espiral (la espiral es microscópica pero si que ayuda a la formación del rizo). Al aplicar calor al pelo estos enlaces de azufre se rompen y el pelo se alisa. Sin embargo, con el tiempo el enlace vuelve a formarse y el pelo vuelve a quedar rizado.

Hasta aquí las curiosidades sobre el pelo. Piensa que si usas un champú con esas noventa vitaminas que venden en el mercado, únicamente servirá de masaje a un cementerio de células, y solo una mínima cantidad entrará en el folículo. Mejor llevar una vida sana, comer bien y actuar desde dentro. 

 

Fuente e imágenes | Popular Science, Wikipedia