¿Quiénes somos? Pregunta a nuestro físico Medicina del deporte Medio Ambiente Redeslibre.com Contacta con Medciencia
Suscríbete
follow us in feedly

Las relaciones sexuales pueden ser muy variadas, y en muchos sentidos. Las posiciones pueden ser ilimitadas (que haya una que se llame 69 no significa que solo haya 69 tipos… no nos equivoquemos ¿eh?). Seguro que alguna vez habréis escuchado hablar del sexo tántrico, cuya finalidad es prolongar la relación sexual el máximo tiempo posible sin que el hombre llegue demasiado rápido al final, ya que las mujeres suelen tardar más en llegar al orgasmo que su compañero masculino (suelen, no siempre sucede así). Hoy hablaremos de un tipo de método similar a este, que últimamente parece estar muy de moda y que disfrutan sobre todo los hombres: el método Karezza.

Parece ser que cada vez más parejas se suman a la moda del sexo Karezza que, como os he comentado, se basa en no llegar nunca al orgasmo. Lo practican parejas cansadas de “siempre lo mismo”, es decir, de tener siempre el mismo tipo de sexo rutinario. Karezza les ofrece un poco de “chispa” a sus relaciones sexuales. La verdad es que cuando te presentan un tipo de relación sexual donde la finalidad es no llegar nunca al orgasmo piensas ¿¡¿Cómo?!? Pero parece que debe ser bueno, porque está acaparando muchos seguidores últimamente.

La palabra Karezza viene de la palabra italiana Carezza, que significa caricia, y se ha escogido para describir este método porque lo que se busca es un tipo de relación centrada en el apego y el afecto y no en el climax. La palabra Karezza fue usada por primera vez por la Dra. Alice bunker Stockham en 1896, una obstetra feminista de la época, en Chicago. Ella defendía la satisfacción sexual tanto para hombres como mujeres (algo lógico y normal que mucha gente no parece entender hoy en día).

Por tanto, es un tipo de método para parejas estables, no creo que sea recomendable para sexo esporádico con diferentes compañer@s sexuales, porque no conseguiremos el mismo resultado, ya que no se suele buscar “afecto” o “apego” en este tipo de encuentros, ¿no?

En el periódico Daily Mail afirman que este método ha ayudado a muchas parejas a curar sus matrimonios, inyectar una chispa a su vida sexual, ayudar contra la adicción a la pornografía e incluso curar la disfunción eréctil.

Por otra parte, según explica Deb Feintech (una consejera sexul de Portland) a ABC News, el método Karezza puede ayudar a las parejas a reparar sus relaciones rotas:

“Las personas más interesadas son hombres. Es muy radical para ellos, pero encuentran una intimidad emocional mucho mayor que las emociones de la caza o mentalidad de apareamiento”

Además, Feintech añade que este método no es solo útil para parejas de mediana edad que luchan contra el aburrimiento de un largo matrimonio, sino también para parejas jóvenes recién casadas por ejemplo.

Y esto no es todo, si nos cogemos la neurociencia como base, los médicos han encontrado hasta 80 regiones cerebrales diferentes que se activan durante el orgasmo. Esta sobreestimulación de receptores del placer puede llegar a dejar nuestro cerebro “desensibilizado” frente al placer o al deseo, lo que lleva a antojos poco saludables (como la adicción a la pornografía) y dar lugar a un desequilibrio en la armonía cerebral.

Para terminar, según los practicantes de este método, aunque a veces se llegue al orgasmo sin querer no es algo malo, la finalidad es no llegar, pero no pasa nada si se llega.

Por si tenéis curiosidad, el método Karezza tiene las siguientes directrices para tener relaciones sexuales sin llegar al climax:

  • Sonreír, manteniendo el contacto visual.
  • Mirar a los ojos durante unos instantes.
  • Sincronizar la respiración.
  • Acunar o mecer suavemente la cabeza y el torso de la pareja.
  • Agarrarse el uno al otro por lo menos veinte minutos o media hora.
  • Realizar sonidos de satisfacción o placer, sin palabras.
  • Acariciar, abrazar y masajear con intención de comodidad, sin querer llegar a más.
  • Poner el oído en la zona del corazón de la pareja y escuchar sus latidos durante varios minutos.
  • Tener contacto físico y realizar succión de los pechos o los pezones.
  • Colocar suavemente la mano en los genitales de la pareja con intención de comodidad.
  • Estar un tiempo juntos antes de acostarse como prioridad, aunque uno de los componentes de la pareja tenga que levantarse pronto para trabajar.

Así que aquí lo tenéis, esta es la nueva moda en relaciones sexuales que parece que esta triunfando actualmente. Resumidamente lo que nos cuentan es que hay que “disfrutar del camino”, porque llegar al “final” no lo es todo. Curioso, la verdad, ¿Qué pensáis?

Vía: Daily Mail / ABC News.

  • Pingback: El arte sexual de no llegar al orgasmo:Método Karezza()

  • http://www.juegosdemujer.es jp tienda

    Creo que la principal dificultad en aplicar este método es el poco tiempo que disfrutamos la pareja en soledad, y cuando tienes niños más :-)

  • Julio

    Como hombre he intentado probar este método con mi pareja, y no entiendo cómo lo consiguen otros hombres porque, una vez mi pareja se cansa (sin haber llegado al orgasmo ni nada, simplemente ya se cansa de tanto toqueteo y quiere dormir), a mí me empiezan a doler los testículos muy fuertemente y necesito eyacular para que el dolor pare. Además mientras eyaculo me duele bastante, por tanto esta práctica la verdad es que no la entiendo, y lo peor es que no eyaculo con mi mujer sino que me toca masturbarme porque ella ya está cansada. No le veo sentido a esta práctica, tan solo la de quemarse y conseguir dolor genital.