¿Quiénes somos? Pregunta a nuestro físico Medicina del deporte Medio Ambiente Redeslibre.com Contacta con Medciencia
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Suscríbete
follow us in feedly

Hoy traemos un artículo enfocado al mundo deportivo. Seguro que si os interesa el deporte y lo practicáis alguna vez habréis escuchado hablar de la carnitina o suplementos de  L-carnitina. De hecho, es bastante popular en los gimnasios y en el mundo del fitness porque supuestamente ayuda a reducir la grasa corporal. Sin embargo, ¿qué ventajas proporciona su uso? ¿Vale la pena gastar el dinero en suplementos de L-carnitina? Dejemos de lado los comentarios del amigo que la toma o del entrenador del gimnasio que recomienda que se la compres y vamos a ver qué dicen las investigaciones:

La carnitina es una molécula endógena, sintetizada por el organismo a partir de los aminoácidos L-lisina y L-metionina. Estos aminoácidos pueden ser aportados en la dieta a través de alimentos como carne de vacuno, cordero, aves, pescados, huevos o leche. Es decir, a través de alimentos proteicos el cuerpo recibe dichos aminoácidos y es capaz de sintetizar carnitina. Su efecto, de forma simplista, consiste en actuar como lanzadera de los ácidos grasos a las mitocondrias de las células, donde se oxidan y proporcionan al músculo la energía necesaria para contraerse.

Una analogía para hacer más comprensible esto, sería como una noche donde hay muchas personas de fiesta (ácidos grasos) que se disponen a entrar a una discoteca (mitocondria). Dichas personas (ácidos grasos) se encuentran con un relaciones públicas (carnitina) que les cuela rápidamente a la discoteca (mitocondria) para que entren y así los jefazos de la discoteca (músculos) obtengan beneficios (la producción de energía).Vista esta esencial función, puede parecer obvio que si conseguimos más carnitina en las células musculares conseguiremos unas mayores tasas de oxidación de ácidos grasos. Con esta teoría, las empresas empezaron a comercializar L-carnitina como potencial suplemento quema grasa.

El problema es que la ingestión de L-carnitina en forma de suplemento, incluso en dosis exageradamente altas, no produce un incremento en la concentración intramuscular. Es decir, no aumenta la concentración de carnitina en las células musculares y por tanto no puede esperarse que tenga ningún efecto sobre el metabolismo de las grasas. Tal es así, que la gran mayoría de estudios rigurosos no han observado ningún efecto en la quema de grasa ni la pérdida de peso con su utilización.

Lo cierto es que fisiólogos y dietistas-nutricionistas deportivos ya perdieron hace tiempo su confianza en este suplemento porque no hay una evidencia sólida que demuestre que su utilización favorezca la pérdida de grasa. Sin embargo, sigue siendo uno de los suplementos más utilizados por los deportistas para afinar y reducir su grasa corporal. Buena parte de culpa de esto pueden tenerla las casas comerciales y su agresivo marketing.

También se ha especulado sobre su uso como ayuda ergogénica puesto que, teóricamente, al favorecer la oxidación de grasas durante el ejercicio se ayudaría a ahorrar glucógeno muscular. Esto podría ser interesante en ejercicios de larga duración donde el factor limitante es el agotamiento de glucógeno ya que retrasaría ese vaciado y pospondría la fatiga. No obstante, las investigaciones rigurosas han demostrado que la suplementación con carnitina no mejora la oxidación de grasas in vivo y por tanto no previene el vaciamiento de glucógeno ni pospone la fatiga asociada (Heinonen, 1996)

El efecto placebo:

 No obstante, en el aspecto psicológico la suplementación con carnitina sí puede ofrecer cierta ayuda debido al efecto placebo. Porque hay gente que necesita creer en algo y su uso puede motivarles a realizar más ejercicio físico. Es decir, la ayuda que puede brindar es aquella que nos incita a que pensemos algo como: “ya que me he tomado el suplemento de L-carnitina voy a aprovechar y saco 20 minutos más de bici“. Siendo así, lo que es seguro es que el modo más efectivo para incrementar la oxidación de las grasas es a través del ejercicio físico.

Nuevas investigaciones:

Surgen algunas investigaciones que relacionan el uso de carnitina con algunos efectos positivos. Aunque todos ellos necesitan más estudios para ser contrastados se ha sugerido que la carnitina puede tener efecto ergogénicos y antioxidantes en esfuerzos anaeróbicos. Fuera del ámbito deportivo, un reciente estudio concluye que, aún debiendo demostrar en futuras investigaciones tales efectos, los suplementos de carnitina pueden ofrecer beneficios clínicamente relevantes a pacientes con cáncer de páncreas

Referencias:

-A. Jeukendrup y R. Randell. Fat burners: nutrition supplements that increase fat metabolism. Obes Rev, 2011
-Heinones OJ. Carnitine and physical exercise. Sports Med 1996 
-Blog alimentación y deporte. Dr Villegas.

  • http://www.alimentat.com Alex Vidal

    Excelente entrada compañero!

    • https://twitter.com/#!/CristianMartnz Cristian Martinez

      Gracias Alex! Me alegro que te haya gustado!

  • Marta Escavy

    Ya nos lo dejó claro el profesor de bioquímica, esta molécula se encuentra en saturación en las mitocondrias, así que la L-carnitina del suplemento se degradará para otros usos o se eliminará, pero no va a aumentar la quema de grasas. Para seguir con el ejemplo, no sirve de nada tener 50 relaciones públicas si no viene tanta gente a la discoteca, no llegan tantos ácidos grasos a la puerta de la disco, lo que hay que hacer es fomentar el ejercicio que es quien los saca de casa para ir a bailar.

    • https://twitter.com/#!/CristianMartnz Cristian Martinez

      Perfectamente explicado siguiendo con el símil de la discoteca
      Gracias por tu aportación Marta ;)

      • burro

        aporte