¿Quiénes somos? Pregunta a nuestro físico Medicina del deporte Medio Ambiente Redeslibre.com Contacta con Medciencia
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Suscríbete
follow us in feedly

gatodormido

Hay que admitirlo: los gatos están de moda en Internet. En YouTube podemos encontrar miles de vídeos con gatos en situaciones divertidas, y todos en algún momento hemos visto alguno de estos vídeos para alegrarnos y enternecernos el día. Como ejemplo aquí tienes un gato viendo una ilusión óptica (y cuya explicación podrás leer aquí).

Uno de los sonidos favoritos de los fanáticos de los gatos uno de sus sonidos favoritos es el ronroneo. Ese grave sonido parecido a “grrr” que emite un gato al ser acariciado, y en situaciones de comodidad. El ronroneo ha sido estudiado por varios científicos, y han descubierto varios hechos sorprendentes.

Antes de nada, decir que los gatos no ronronean solamente cuando están cómodos, sino que también se les ha observado ronronear en casos de hambre, ansiedad, o dolor. Según un estudio, existen diferentes tipos de ronroneo que puede usar un gato en diferentes situaciones. Comprobaron que los gatos domésticos pueden aprender un “ronroneo servicial” que usar hacia el dueño para que le satisfaga alguna necesidad. Al igual que un bebé usa el llanto para “exigir” a sus padres comida o alguna necesidad, los gatos pueden usar este ronroneo para la misma función. De hecho se ha observado que este ronroneo servicial alcanza frecuencias más similares a un llanto humano para que seamos más susceptibles al mismo.

Otra de las hipótesis sobre la utilidad del ronroneo es más peculiar. El ronroneo de un gato se produce en una frecuencia de sonido entre 25 y 150 Hz. Cuando el gato ronronea toda su cabeza recibe una vibración de esta frecuencia, y se ha comprobado que esta vibración es precisamente la que permite una mayor velocidad en la regeneración de fracturas de huesos y mantenimiento del tono muscular. Se cree que este es el motivo por el cual los gatos ronronean cuando sienten dolor, para activar su ingenioso mecanismo de auto-reparación corporal.

Por otro lado el ronroneo, al igual que el maullido, también existe como forma de comunicación entre gatos. A los pocos días de nacer, la madre enseña a sus cachorros a ronronear mediante imitación de la vibración que emite. Esto le permite a la madre localizar a las crías a pesar de ser todavía ciegas y sordas. Al ser su aprendizaje tan temprano es posible que también forme parte de algún ritual vinculado entre la madre y la cría.

A pesar de todos estos estudios los científicos admiten que a veces un ronroneo es solamente eso, un ronroneo, sin ninguna función biológica detrás. Es como nuestra sonrisa: aprendemos a usarla de manera temprana, podemos usarla para pedir algo, para comunicarnos entre nosotros, o por alguna sensación placentera. (Aunque no fomenta la curación de nuestros tejidos… que sepamos). Quizás cuando un gato ronronea simplemente está sonriendo a su dueño, divirtiéndose al ver como buscamos algún significado oculto.

Fuente e Imágenes | Live Science