¿Quiénes somos? Pregunta a nuestro físico Medicina del deporte Medio Ambiente Redeslibre.com Contacta con Medciencia
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Suscríbete
follow us in feedly

suspiro

Suspirar es un hábito que el ser humano utiliza en muchas situaciones. Suspiramos cuando nos sentimos frustrados porque no conseguimos algo. Suspiramos cuando estamos en una situación aburrida, por ejemplo tras horas de clases magistrales, y pensamos en la cantidad de otras cosas que podríamos estar haciendo. Suspiramos cuando nos sentimos disgustados o decepcionados por los comentarios ignorantes de otra persona, etc…

Pero… ¿Por qué lo hacemos? ¿Nos ayuda suspirar a regular nuestra respiración cuando estamos estresados?¿Se trata de una forma inconsciente de comunicar a la gente a nuestro alrededor que estamos angustiados o preocupados? O quizás se trata de una especie de botón de “reinicio mental”…

De hecho, es posible que se trate de una combinación de estas tres opciones.

En una serie de estudios, Teigen y sus compañeros de la Universidad de Oslo exploraron el contexto en el que la gente suspira y cómo es percibido por los demás.

Primero, los investigadores distribuyeron cuestionarios a los participantes para explorar que “palabras emotivas” se asocian con un suspiro. Además, se les preguntó con qué frecuencia suspiran, y si lo hacen solos o en compañía.

En general, los investigadores observaron que los suspiros se asocian con un estado de ánimo negativo, signo de decepción, derrota, frustración, aburrimiento y nostalgia. Esto no fue demasiado sorprendente. Además, los estudiantes afirmaron que suspiran en público aproximadamente tan a menudo como lo hacen en privado, lo que sugiere que puede que no sea una forma de comunicación, per se.

A continuación, los investigadores hicieron que los sujetos imaginasen cuatro escenarios: alguien suspirando entre un grupo comiendo en una cafetería, sentarse al lado de alguien que suspira en un banco; ver a una persona abrir una carta y luego suspirar y escuchar a su amigo suspirar en una conversación telefónica. ¿Cómo percibirán los sujetos cada escenario? Los investigadores también les pidieron que comparasen los sentimientos asociados a cuando ellos mismos suspiran frente a cuando lo hacen otros.

En cada uno de los cuatro casos, los participantes imaginaron que las personas suspiraban en consecuencia a sentimientos negativos diez veces más a menudo que por razones positivas. Por otra parte, cuando los demás suspiran, se percibe como tristeza, pero cuando nosotros, lo hacemos es por frustración.

Por último, los investigadores les dieron a los participantes uno de dos puzzles: uno resoluble pero difícil, el otro imposible (pero aparentemente simple). Se les dijo que podian trabajar en él todo el tiempo que quisieran y renunciar en cualquier momento si así lo deseaban. Los observadores contaron los suspiros de los participantes.

El 77% de los quienes hicieron puzzles suspiraron, con un promedio de 4 suspiros por persona. La mayoría suspiraron durante los descansos entre los intentos fallidos. Cuando se les preguntó cómo se sentían, la gran mayoría de los participantes expresaron su frustración- curiosamente, la mayoría negó haber suspirado en absoluto, incluso cuando se le dijo que se les había observado hacerlo.

Entonces, ¿qué es un suspiro? De acuerdo con este estudio, es una expresión de resignación y frustración. Pero dependiendo de quién está suspirando-y en qué contexto puede ser percibido de manera diferente por los demás.

Por supuesto, la gran pregunta es: ¿por qué tenemos que hacerlo? Un estudio realizado por Vlemincx y sus compañeros de la Universidad de Lovaina sugiere que, de hecho, actúa como un “reset” físico y mental.

Mediante el estudio de los patrones de respiración de los participantes durante 20 minutos mientras estaban sentados en silencio, los autores encontraron que durante el tiempo que precede a un suspiro, la respiración comienza a variar, cambiando su velocidad o superficialidad.

Al respirar en un estado por mucho tiempo, los pulmones se vuelven más rígidos y menos eficientes en el intercambio gaseoso. Por lo tanto, la adición de un suspiro a la pauta normal de vez en cuando, extiende los alveolos. Esta sensación puede dar una sensación de alivio.

Fuentes: http://www.psychologytoday.com/blog/brain-babble/201304/why-do-we-sigh

  • ARTURO

    YO TAMBIEN HE PODIDO PERCIBIR QUE ALGUNAS PERSONAS SUSPIRAN A MANERA DE EXPRESAR EL FINAL DE UN PROBLEMA O TRISTEZA, Y TAMBIEN DE HABER ENCONTRADO EL CONSUELO DE ALGUIEN EN SU MOMENTO DIFICIL.