¿Quiénes somos? Pregunta a nuestro físico Medicina del deporte Medio Ambiente Redeslibre.com Contacta con Medciencia
Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario
Suscríbete
follow us in feedly

Sobre la comida de Michael Phelps, nadador estadounidense que se ha colgado la friolera cifra de 22 medallas, se ha especulado mucho, muchísimo. Pero no viene de ahora, en los pasados Juegos Olímpicos de Beijing se llegó a afirmar que desayunaba una tortilla de 6 huevos, dos sándwiches, una cafetera de café etc. El propio Rafa Muñoz, nadador español, ironizaba cuando le preguntaban sobre la alimentación del estadounidense: “comiendo todo eso no sé cuando tendrá tiempo para meterse en la piscina a entrenar”. Sobre Usain Bolt, aunque no tan marcadamente, también han corrido algunos rumores sobre su alimentación. Por lo que se dice, sabemos que le pierde el pollo frito y que su dieta es rica en camote, una especie de tubérculo.

Ahora de nuevo, tras las actuaciones estelares de ambos deportistas, comienzan a surgir artículos y rumores sobre su alimentación. Algunos afirman que Phelps consume un total de 12.000 kcal diarias y su desayuno va un poco más allá: tres sándwiches de huevos fritos con queso, tomate y cebolla frita, tres pancakes, una tortilla de 5 huevos, tres tostadas y un tazón de avena. Además completan el día afirmando que toma 500g de pasta en la comida y 500g de pasta en la cena. Particularmente, no me creo ni el 20% de esa alimentación. Principalmente porque no sé quién podría ser el valiente que después de ese desayuno fuera capaz de ponerse a darlo todo entrenando, además de que en su casa no utilizaría platos, sino fuentes o ensaladeras para albergar 500g de pasta cocida.

Tal y como sospechaba y gracias a un artículo de Juan Revenga que nos ha hecho llegar a través de su blog, sabemos que esa alimentación es una exageración muy exagerada. El mismo Phelps ha reconocido hace pocos días en una entrevista concedida a Details que

Se ha generado un bulo en relación a mi alimentación y no existe tal exageración. Por ejemplo, esta mañana he desayunado una tortilla de 3 huevos, tres tostadas de pan de molde y un café. Para recuperar considero importante comer dentro de la primera media hora tras el ejercicio y trato de incluir los hidratos de carbono antes de nadar y tras ello asegurar una recarga de proteínas.

Sobre esas supuestas 12.000 kcal que consume, comenta:

No cuento calorías. Ya se trate de Sour Patch Kids (una especie de gominola), de  Reese’s (pastelito de chocolate relleno de crema de cacahuete) o de una bolsa de patatas fritas, si tengo hambre, me los comeré

Por otro lado, los rumores alimentarios del hombre más veloz del planeta, Usain Bolt, son un poco más sosegados y afirman que siente una debilidad especial por el pollo frito y que siempre incluye en su menú una variedad de batata típica de su ciudad natal, Trelawny.

Lo cierto es que en una entrevista concedida hace bastante tiempo a una revista deportiva Bolt describía su alimentación como “rica en verduras” y reconocía que le encanta el pollo frito, pero que rara vez lo tomaba. Tal es así que cuenta que una noche no pudo resistir la tentación y comió una bandeja entera, aunque afirma que su entrenador todavía no está al tanto de tal episodio.

Como vemos, aún con la imposibilidad de saber al 100% lo que consumen estos atletas, lo que sí queda claro es que a más de uno le sale humo de los dedos cuando escribe tales exageraciones.

Imagen| yumsugar

  • jose

    Interesante, aunque Phelps no tiene 19 medallas. Ha llegado a 22.

    • https://twitter.com/#!/CristianMartnz Cristian Martinez

      Cierto José, ya lo he corregido. Gracias ;)